Estrés por calor en el ganado: la guía definitiva para la prevención.

La variación de la temperatura ambiente es un factor que ejerce una gran influencia en el metabolismo y el rendimiento de las vacas. El aumento constante de la temperatura global y las frecuentes olas de calor durante los periodos estivales han provocado un aumento de los casos de estrés térmico en el ganado.

El ganado tarda más en adaptarse al calor si la primavera ha sido fresca. Los ganaderos deben tomar medidas preventivas a tiempo si quieren evitar que sus vacas disminuyan drásticamente su producción de leche en cada ordeño. 

¿Cuándo se produce el estrés térmico?

El ganado genera calor al digerir el alimento y producir leche. También absorben el calor del sol cuando están al aire libre.

El estrés térmico se produce cuando el ganado genera y absorbe más calor del que expulsa mediante la sudoración, la respiración o la ventilación (natural o mecánica). Este problema se produce cuando las temperaturas nocturnas se mantienen altas en combinación con las altas temperaturas diurnas y los altos niveles de humedad. Un clima cada vez más frecuente en verano, incluso en zonas templadas. 

Las altas temperaturas impiden que el ganado termorregule su cuerpo adecuadamente, e inducen el estrés térmico.

Mucca sofferente per caldo in allevamento

¿Cuáles son los signos del estrés térmico?

Según el Servicio de Investigación Agrícola de EE.UU. (USDA), hay 6 signos graduales que permiten saber si el ganado está sufriendo estrés por calor:

Las vacas tienen una alta frecuencia respiratoria, pasan mucho tiempo a cuatro patas y son inquietas.

La carne de vacuno, además de mostrar los signos anteriores, también tiene un ligero babeo.

El babeo se vuelve excesivo, produciendo espuma. Además, el ganado tiende a amontonarse.

La vaca empieza a mantener la boca abierta para respirar.

La respiración es elevada, con empujes desde los lados, la boca del bovino permanece abierta y la lengua fuera.

 La respiración es dificultosa y puede disminuir, la cabeza tiende a sobresalir hacia el suelo. El babeo no siempre se produce en esta fase de estrés térmico y el animal agotado tiende a aislarse del resto del grupo.

Sin embargo, es importante señalar que algunas complicaciones derivadas del estrés térmico pueden no reconocerse a primera vista. Por ejemplo, en las vacas preñadas, el exceso de calor podría provocar una pérdida fetal temprana durante las primeras semanas de gestación. En los toros, se ha comprobado que el estrés por calor afecta a la calidad del semen incluso un mes después de que el animal haya experimentado el agotamiento físico.

Para un ganadero, es muy importante vigilar el bienestar de su ganado para evitar tener ganado con bajas tasas de reproducción. 

Vacca esausta per stress da caldo eccessivo

Detener el estrés por calor: 5 consejos para prevenirlo

Hemos identificado 5 consejos para mantener sus rebaños frescos y evitar el estrés por calor.

1. Sombra

El primer paso es proteger al ganado de la radiación solar. Además de proporcionar un refugio artificial donde las vacas puedan descansar durante los periodos de calor excesivo, se deben plantar árboles alrededor del campo y cerca de los edificios.

En caso de que sea necesario construir una estructura, debe evaluarse su correcta exposición. Si es posible, es mejor preferir una exposición este-oeste que una exposición sur.

Además, cuanto más espaciosa sea la estructura, menos sufrirán los animales por el calor debido a la excesiva densidad de ocupación en su interior.

2. Permitir un intercambio de aire eficiente

La instalación de extractores de aire profesionales es una forma excelente de permitir un intercambio de aire óptimo en las explotaciones ganaderas.  Permiten captar el aire interior agotado y sustituirlo por aire exterior.

Además, para aumentar el intercambio natural de aire, es útil instalar ventanas con apertura automatizada.

Durante los periodos normales de calor en verano, puede ser suficiente con regular la apertura de las ventanas, evitando el uso de extractores y ahorrando electricidad. Sin embargo, como la eficacia de los sistemas de ventilación natural depende en gran medida del viento, en condiciones de calor excesivo serán necesarios los extractores mecánicos.

3. Utilizar ventiladores para hacer circular el aire dentro de las salas de cría.

Además de intercambiar el aire interior por el exterior, es importante hacer circular las masas de aire por la granja y crear una ventilación en dirección al ganado. Instalar y dirigir adecuadamente los circuladores de aire profesionales es una gran manera de prevenir el estrés por calor en el ganado.

La velocidad ideal del aire de los ventiladores debería ser de 5/8 km/h, y el ángulo ideal es de 45 grados. Los ventiladores de la serie K, de hasta 53″ de diámetro, son adecuados para todo tipo de instalaciones, pequeñas y grandes.

Para saber cuántos ventiladores necesita, puede ponerse en contacto con un técnico experimentado, que evaluará el tamaño de la estructura y le proporcionará una estimación de cuántos equipos debe instalar.

Franco serie k - Circovatori ventilazione bovini

4. Proporcionar abundante agua al ganado

El clima caluroso lleva al ganado a una excreción excesiva de fluidos corporales a través de la respiración y la sudoración. Los animales necesitarán un 20% más de agua. Hay que procurar que haya suficientes bebederos y que el agua no se caliente lo más posible.

El nivel del agua en el comedero debe ser de un mínimo de 15/20 cm, para favorecer la inmersión del hocico del ganado, acción que proporciona un alivio extremo en condiciones de calor excesivo.

5. Instalar un sistema de refrigeración

Los ventiladores son una ayuda valiosa, pero la instalación de un sistema de nebulización es fundamental para el bienestar del ganado durante las olas de calor.

La nebulización puede realizarse mediante sistemas de boquillas o con maquinaria que se acopla a los ventiladores. El agua rociada en el ambiente permite que el calor de la manada se disipe por evaporación, disminuyendo la temperatura.

Sistema de boquillas Sistema acoplado al ventilador
Amplia gama de posibilidades de adaptación de espacios Menos adaptable a las necesidades estructurales
Necesita agua limpia Menos dependiente del tipo de agua
tamaño mínimo Doble uso: ventilación y humidificación

Es muy importante prestar atención a la sala de espera y a la sala de ordeño, donde las vacas permanecen tres veces al día esperando ser ordeñadas. Estos son los primeros lugares donde hay que ventilar y enfriar el ambiente.

Franco - Vacca in allevamento con sintomi da stress da caldo
Alessandro Azzolin
Alessandro Azzolin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts

Ir arriba